miércoles, 1 de octubre de 2014

Galletas de avena y chocolate





Los que siguen mi blog desde hace tiempo saben que he repetido una y otra vez lo que me gusta la avena… Es uno de los alimentos que consumo con más frecuencia y uno de los ingredientes de muchas de mis recetas de pan preferidas... Sin embargo, nunca había hecho galletas de avena como tal.
No hace mucho probé esta receta, y quedé enamorada… son de esas galletitas caseras que provoca repetir cada cierto tiempo, por eso la comparto con ustedes y la archivo aquí entre mis recetas favoritas.
Son relativamente sanas por la alta cantidad de fibra que contienen, y están repletas de maravilloso chocolate rico en antioxidantes. Cuánto más oscuro, mejor. Yo he utilizado uno con más leche, porque mis niños prefieren un chocolate más suave.
La regla de oro para obtener un buen resultado es usar el chocolate de la mejor calidad… como siempre yo uso chocolate de mi tierra, venezolano, por supuesto ^_^.


Sí, les puse M&Ms a una parte de las galletas, con el único propósito de hacerlas más atractivas para los pequeñines de la casa. Si no se las ponen, quedan menos dulces y más sanas, igual de súper ricas.
El chocolate es igualmente opcional, y además puede substituirse por nueces, uvas pasas, arándanos, u otro fruto seco que se le ocurra.


La receta original es de la fenomenal página en inglés joyofbaking.com. Los pequeños cambios que hice fueron: substituir la mitad de la harina que lleva la receta por harina integral, usar azúcar morena o negra y cero nueces –sólo chocolate.
Coloco la receta tal como la hice yo.
No tarden en hacerlas– Son deliciosas y adictivas! Crujientes por los bordes y ligeramente suaves en el centro~

Feliz Semana!!

Ingredientes:
Rinden aprox. para 36 galletas de tamaño regular

170 g mantequilla sin azúcar a temperatura ambiente
210 g azúcar morena o negra
1 huevo grande
1 cucharadita de esencia de vainilla
95 g harina común o todo uso (Usé la mitad de harina integral)
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
½ cucharadita de sal
½ cucharadita de canela molida
260 g de avena en hojuelas
180 g de chocolate de buena calidad en trocitos (opcional y la cantidad puede variar a su gusto, también puede reemplazarse con nueces, almendras, uvas pasas, arándanos, chocolate blanco, o hacer su mezcla favorita de nueces y chocolate, etc)

(Opcional: un puñado de M&Ms para decorar una parte de las galletas)

Elaboración:


1. En un bol, con la batidora manual eléctrica mezclar a velocidad mediana la mantequilla y el azúcar hasta que se forme una crema, aprox. 2 a 3 minutos.
2. Agregar el huevo y la vainilla, mezclar hasta combinar.
3. En otro bol, mezclar la harina, bicarbonato de sodio, sal y canela.
4. Agregar la mezcla de harina a la crema de mantequilla. Mezclar ligeramente hasta que se incorpore la harina.
5. Agregar la avena en hojuelas y el chocolate en trocitos, y mezclar con una paleta o cuchara de madera, hasta que luzca todo incorporado.


6. Con un instrumento para formar bolitas pequeñas de helado, formar las galletitas, lo más redondeadas posible. Colocarlas dejando espacio entre una y otra porque se expanden al hornearse.  Luego con las manos humedecidas en agua, aplastar ligeramente las bolitas, el espesor recomendado es 1,25 cm. Opcionalmente, colocar los M&Ms si lo desea en este momento.


7. Llevar al horno precalentado a 175 C aprox. y hornear de 12 a 15 minutos.

8. Sacar del horno y dejar enfriar las galletas unos minutos antes de sacarlas de la bandeja. Colocarlas cuidadosamente sobre una rejilla, y dejar enfriar completamente.


lunes, 22 de septiembre de 2014

Panecillos de leche semintegrales



Cuánto extrañaba venir por aquí!!! ...Siete meses!!...y escribo esto casi con lágrimas en los ojos… y con el corazón apretadito… El sábado recibí una carta de un seguidor y ya no pude resistirme más… Tomé mi cámara, la limpié, cargué las baterías… Tomé uno de los diez o más libros de panadería que siempre están en mi mesa de noche, con recetas marcadas y probadas… con anotaciones y comentarios hechos a mano… y saqué uno y otro ingrediente… y me dije… ya es la hora de hacer una entrada, y sorprender a mis seguidores con algo, algo rico y que me guste....aunque sea esta receta sencilla… pero que ustedes saben, va llena de cariño …Suena cursi… pero así me sentí, y así me siento ahora que escribo estas líneas… conmovida por las muchísimas muestras de aprecio y cariño que he recibido a través de todas las cartas que ustedes se han molestado en escribir para animarme, saber de mí…y seguir dándome las gracias… Hoy les doy las gracias yo a ustedes… gracias por esperarme…inspirarme… y desear mi vuelta a este espacio ^_^
Quiero que sepan que estoy bien y contenta… sólo distraída con los quehaceres de la vida…

Dejando el sentimentalismo a un lado :P... aquí les dejo la receta de estos sencillos pero ricos pancitos de leche que nos devoramos el domingo!!!  Untados con mermelada, mantequilla, nutella o para acompañar sopas o ensaladas.  Estos desaparecieron untados con mantequilla de maní y miel de abejas!!!




Necesitamos dos días para hacerlos, pues para que queden bien ricos, llevan un prefermento que necesita de 12 a 18 horas de fermentación retardada, o sea, en el refrigerador. Una vez lista la masa final, no hay primera fermentación como tal… sino reposos cortitos y un sobado de la masa que hacemos con el palote… seguidamente la fermentación final y la cocción.

El sobado manual es simplemente, estirar la masa con el palote, doblar la masa en tres, y volver a estirar… en este caso unas 10 ó 12 veces idealmente. Yo lo hice seis veces porque me pareció que la masa tenía buena textura. Todo se hace a mano, sin máquina!!!

Para los que nos gusta experimentar, es genial… porque es un procedimiento interesante… y realmente produce un resultado fantástico.
Para que queden así de ordenaditos, como los de las fotos, se hornean en un molde o bandeja para brownies o cuadrado o rectangular. El mío es de 23 cm por lado.
He hecho mis cambios y adaptado la receta del estupendo libro en mandarín Original Flavor de Carol!


Espero que se animen a hacerlos!!! Cariños y Feliz Semana!!


Ingredientes:
(Para 12 pancitos)

Prefermento:
200 g harina panadera
10 g de leche en polvo
1 huevo (aprox. 50g)
3 g levadura seca instantánea
70 g leche líquida

Masa final:
Todo el prefermento
70 g harina panadera
30 g harina integral
30 g leche condensada
20 g azúcar blanca granulada
3 g sal
45 g leche líquida
50 g mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Adicionalmente, se necesita un huevo batido ligeramente para pintar los pancitos antes de hornear.


Elaboración:

Prefermento listo;prefermento 18 horas después de retardación en refrigerador; masa final lista

Algunos pasos de la elaboración para que se den una idea

  1.          Preparar el prefermento: disolver la levadura en la leche y agregar el resto de los ingredientes. Amasar hasta obtener una masa bien integrada. Formar una bola y colocarla en un recipiente, tapar y refrigerar de 12 a 18 horas.
  2.          Al día siguiente: Sacar el prefermento del refrigerador unos 30 minutos antes de comenzar a hacer la masa final.
  3.         En un bol, colocar el prefermento cortado en trozos, y agregar todos los ingredientes de la masa final, menos la mantequilla.
  4.      .   Amasar hasta que se forme una masa bastante bien integrada. (Cuando los ingredientes estén medianamente integrados, se lleva la masa a la mesa para amasar con más comodidad).
  5.   .    Incorporar ahora la mantequilla, y amasar hasta que esté totalmente integrada y la masa luzca suave y un poco lisa. (Como lleva harina integral no se verá tan lisa como una masa de sólo harina blanca, pero hacemos lo posible de que quede lisa).
  6.          Colocar la masa en un recipiente, tapar, y dejar que la masa descanse durante 15 a 20 minutos.
  7.           Estirar la masa sobre la mesa con un palote de forma rectangular y plegar tres veces sobre sí. Dejar la masa descansar 5 minutos, y volver a estirar y plegar tres veces sobre sí. Repetir este paso, unas seis veces. (La receta original recomienda hacerlo entre 10 y 12 veces, pero no me parece necesario si lo hacemos bien unas 5 o 6 veces. Esto ayuda a que la masa quede más suave y lisa).
  8.           Estirar la masa en forma rectangular, aproximadamente 35 x 25 cm. Enrollar como brazo gitano por la parte más larga.
  9.        Sellar muy bien la orilla.
  10. .       Cortar en 12 porciones iguales y colocar en una bandeja preparada con papel encerado o de horno. (Una bandeja para brownies es la ideal -mi bandeja mide 23 cm de lado).
  11.        Dejar reposar durante 50 a 60 minutos a temperatura ambiente. (Temperatura ambiente ideal 27C aprox.)
  12.       Pintar con huevo batido antes de llevar al horno.
  13. .        Llevar al horno (que ha sido precalentado) a 170 C, durante 25 minutos. (Puede abrir el horno a los 20 minutos y darle vuelta a la bandeja para que se doren todos por igual, y continuar horneando por 5 minutos más o hasta que se vean doraditos). 
  14.       Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. No hay necesidad de sacarlos de la bandeja.






martes, 11 de febrero de 2014

Waffles de espelta y almendra






 Me enamoré de esta receta apenas la vi aquí en este blog en inglés. La tenía pegada a mi refri como muchas otras recetas a la espera de la ocasión o el ingrediente faltante.

Al llegar mi pedido de USA con mi harina de espelta, me puse manos a la obra. En Taiwan se encuentra harina de espelta, pero no cuando la estás buscando jijiji. La espelta tiene un sabor más intenso con matices de nuez. A mi me gusta mucho, además se dice que es muy nutritiva, se asimila mejor que el trigo común y probablemente produzca menos reacciones alérgicas. Es una opción más saludable. Sin embargo, contiene gluten y no es apta para celiacos.

Hacer wafles no quita nada de tiempo, así que el fin de semana pude disfrutar de este desayuno, delicioso, reconfortante y energético... En el blog donde encontré la receta los sirven con ricotta, y me pareció genial porque me encanta la combinación. Pero si no encuentra o no le gusta, simplemente con un poco de miel o sirope de arce quedan perfectamente bien.




La receta da para una porción grande. A mi me salieron estos 4 pequeños que satisfacen perfectamente a dos personas. Para más comensales, duplicar o triplicar la receta.

Ahora a seguir experimentando con más recetas que llevan espelta, pues aún me queda un montón.
Otra idea para usar la máquinita de gobres o waffles: Bocaditos de waffles de queso... ñam!!

Que tengan una muy Feliz Semana!!!


        Ingredientes: (para un waffle grande o 4 pequeños)


50g harina de espelta
25g almendras molidas o harina de almendras
1 cucharadita de polvos de hornear (Puse media cucharadita nada más)
una pizca de sal
100 ml leche de almendras (o leche normal si no tiene)
1 huevo
25g  mantequilla derretida (o 25ml de aceite suave o alguna mantequilla de nuez, mani o almendra) (Yo usé aceite de coco)
1 cucharada de sirope de arce

aceite o mantequilla para pincelar la waflera o maquinita de preparar wafles

Para acompañar los waffles:
Queso ricotta y sirope de arce
(También puede servirlas con miel o mermeladas a su gusto)

Elaboración:





1. En un bol, tamizar la harina y el polvo de hornear. Agregar la sal y las almendras molidas o harina de almendras.
2. Aparte, batir el huevo ligeramente, incorporar el sirope de arce, leche de almendras y mantequilla derretida que no esté caliente  (yo usé aceite de coco).
3. Mezclar muy bien los ingredientes secos y los húmedos con un tenedor, hasta que la mezcla luzca espesa y sin grumos.
4. Pincelar la waflera con aceite o mantequilla, y colocar la cantidad de masa conforme al tamaño de su máquina. Estarán listas cuando se vean ligeramente doradas por ambos lados.
5. Servir calientes con sirope de arce, miel, mermelada, a su gusto. En mi caso, me antojé de la receta original y las serví con ricotta y sirope de arce.







miércoles, 5 de febrero de 2014

Red Velvet Cupcakes




Este es el primer post del año, ya en febrero!! Yo misma no me lo perdono jiji.
Hace unos días estuve en el babyshower de una amiga venezolana aquí en Taipei, y la organizadora de la reunión preparó una preciosa mesa de dulces con la colaboración de otra querida paisana que preparó los más hermosos cupcakes decorados… súper cuchis!!
De qué sabor? Oreo, y  Red Velvet- terciopelo rojo en la lengua de Cervantes…  De inmediato se despertó nuevamente mi interés en la Red Velvet!!! Recordé en ese momento, que ésta ha sido siempre una tarea pendiente porque ninguno de los tres intentos en prepararla he quedado satisfecha con el resultado… o el sabor o el color o la textura… y bueno, me había dado por vencida y me traté de convencer de que como lleva tanto colorante, mejor no comerla ^^
No obstante, cada vez que veo esta torta en algún lugar, lo compro para probar y tratar de adivinar cuál es el secreto, cuál es su encanto…  y por supuesto, me olvido del asunto del colorante jiji… No sé qué tienen…el frosting de queso crema que la caracteriza, el color, el ligerísimo sabor a chocolate, la textura, o una combinación de todo esto, pero… son irresistibles.


Justo al día siguiente del babyshower, me tropecé con éstos cupcakes en un estupendísimo blog en inglés… y no sé si sería mi entusiasmo, la inspiración o el colorante adecuado (colorante en gel), pero al fin di con una receta para guardar!!!
*La receta original de esta Red Velvet es del libro Kiss My Bundt y lleva dos cucharadas de colorante rojo líquido, la adaptación del blog Just a Taste, utiliza colorante en gel hasta lograr el color deseado.


La torta Red Velvet en cualquier presentación es impresionante... siempre recuerdo las altísimas Red Velvet rellenas en varias capas de algunos cafés en Estados Unidos...maravillosas!!!
Con esta receta se puede hacer un bizcocho redondo en dos capas de 9 pulgadas, o preciosuras de cupcakes como éstos. Ahora que se acerca el Día del Amor y la Amistad, por qué no preparar unos atractivos y románticos Red Velvet cupcakes en casa??


Ingredientes:
(Para 14 a 18 cupcakes, o una torta de 9 pulgadas de dos capas)

Para los cupcakes:
1 1/4 taza de aceite vegetal (usé canola)
1 taza de buttermilk (suero de leche) (aquí no lo encuentro así que lo sustituyo con 1 taza de leche (menos una cucharada) y una cucharada de limón, mezclar ambos, y dejar reposar 10 a 15 minutos antes de usar... la mezcla toma la consistencia de leche cortada)
2 huevos grandes
1 cucharadita de vinagre blanco
2 cucharaditas de extracto de vainilla
*Colorante rojo en gel (yo usé 10 gotas o hasta lograr el color deseado)
2 1/2 tazas de harina para todo uso
1 3/4 tazas de azúcar
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
3/4 cucharadita de sal
1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar añadida

Para el frosting:
2 paquetes de queso crema a temperatura ambiente (aprox. 227 gramos)
1 taza de azúcar glas 
2  cucharaditas de extracto de vainilla
1 taza de crema o nata para batir fría (O un poco menos si desea el frosting más denso)

Elaboración:


1. Precalentar el horno a 175 C y preparar los moldes para cupcakes sobre una bandeja.
2. En un bol agregar el aceite, suero de leche o buttermilk, huevos, vinagre blanco, extracto de vainilla y suficiente colorante rojo. Mezclar hasta que esté todo bien incorporado y se haya logrado el color deseado. 
3. En otro bol, tamizar y mezclar harina, azúcar, bicarbonato de sodio, sal y cacao en polvo.
4. Agregar los ingredientes secos a la mezcla líquida en varias adiciones, y mezclando después de cada una. Evitar que se hagan grumos en la mezcla.
5. Llenar los moldes de cupcakes hasta 3/4 de su capacidad.
6. Hornear durante 20 minutos aprox. o hasta que al insertar un palillo en el centro de los cupcakes salga limpio. (El tiempo puede variar dependiendo de su horno)
7. Sacar del horno y colocar sobre una rejilla hasta que enfríen completamente.


 Preparar el frosting o crema para decorar:

1. En un bol colocar el queso crema y batir con batidora eléctrica hasta que esté suave. Agregar el azúcar glas tamizada, batir hasta combinar y agregar la vainilla.
2. Incorporar la crema o nata para batir fría y batir a velocidad mediana-alta hasta que la mezcla tenga la consistencia deseada.
3. Decorar los cupcakes a su gusto. 

Nota: Esta crema o frosting es ideal para colocar en una manga pastelera y decorar los cupcakes con una buena capa alta y espesa de frosting. Si desea menos frosting, prepare sólo la mitad de la receta.
Decorar los cupcakes cuando estén totalmente fríos. Se conservan en el refrigerador.
Si desea hacer una torta redonda, preferiría un frosting más consistente para lo que reduciría un poquito la cantidad de crema de leche simplemente.





martes, 17 de diciembre de 2013

Ponque de ron y frutas secas






La cámara fotográfica se estropeó en medio de la sesión de fotos, así que tuve que recurrir a mi celular para hacer esta entrada y a una cámara prestada que no supe usar ^^--sinceramente, las fotos no hacen justicia a este sabroso bizcocho-- pero no quería dejar pasar la época navideña sin venir al blog y dejarles un mensajito para desearles lo mejor de lo mejor, y que todos sus sueños, planes, proyectos y aspiraciones se hagan realidad en el año venidero. Que Dios les colme de bendiciones y mucha salud a cada uno de uds. que me leen, así como a sus familiares y amigos... Gracias miles por todos los correos y saludos, siempre leo sus líneas con la mayor de las alegrías... y disculpas a quienes no alcanzo a responder por falta de tiempo...  Que las sonrisas abunden en estas fechas y cada día de sus vidas... a pesar de las dificultades, siempre hay algún motivo para dar gracias a Dios y sonreir. :-D




Me he copiado esta receta del blog de mi amiga Gaby, ya se lo había dicho a ella en varias ocasiones, que este budín de ron y pasas, como se llama originalmente, es sencillísimo, pero increíble... con el paso de los días se pone más rico, más gustoso, más aromático, y es maravilloso para acompañarlo con un cafecito o un té en el desayuno o la merienda durante las fiestas y en cualquier época del año.

Yo he duplicado la receta y me han salido 5 ponques medianos, también saldrían dos grandes.




Los he adornado con almendras enteras y cerezas confitadas, y un poco de glaseado, hecho con azúcar glas y un poquito de leche, como recomienda Gaby, también se pueden bañar con chocolate blanco derretido. Envueltos y adornados son regalos perfectos que se conservan muy bien, sabrosos y que serán muy apreciados en estas fechas. Si no te ha dado tiempo de macerar las frutitas para la torta negra de Navidad, ésta es una opción fantástica!!!!

Aquí una lista de Mis recetas favoritas para Navidad:
Panettone
Pandoro
Pan de almendras
Torta negra venezolana
Torta negra venezolana II
Pan de jamón
Tronco de Navidad con avellanas y chocolate
Leche de burra venezolana (ponche crema navideño)
Kougelhopf
Basler lackerli


Feliz Navidad queridos amigos!!!




Ingredientes: (sale uno de buen tamaño, se puede hacer la mitad de la receta para uno más pequeño, o duplicar la receta para dos grandes, a mi han salido 5 medianos como los de mis fotos)


250 g  mantequilla a temperatura ambiente
130g  azúcar glass (azúcar impalpable)
4 huevos
ralladura de 1 naranja o 1 limón (yo no le puse, usé una cucharadita de esencia de vainilla)
200 g  harina
100 g  maicena
2 cditas  polvos para hornear tipo Royal
1/4 taza  ron (usé ron oscuro)
200 g  pasas o frutas ( he utilizado una mezcla de uvas pasas, arándanos secos y almendras tostadas y picadas)
Una pizca de sal (la receta no la lleva, pero yo siempre coloco el toque de sal en mis bizcochos)

Para decorar:
2 opciones: glasé con azúcar glass con leche o chocolate blanco derretido

También he agregado algunas almendras y cerezas rojas confitadas para complementar la decoración.


Elaboración:




1.  Batir la mantequilla para acremar.
2.  Agregar el azúcar glass (impalpable). Batir muy bien.
3.  Agregar los huevos de a uno y batir por unos minutos después de cada adición.
4.   Añadir la ralladura o esencia de vainilla (Yo agregué vainilla)
5. Incorporar un tercio de la harina, maicena y royal. (Estos tres ingredientes los he mezclado y tamizado juntos). Mezclar hasta incorporar.
6. Agregar la mitad del ron. Mezclar hasta incorporar. Agregar otra parte de la harina y mezclar hasta incorporar. Agregar la otra mitad del ron, y por último la mezcla de harina restante. Mezclar hasta incorporar.
7. Incorporar las pasas o la mezcla de frutas y frutos secos, hasta incorporar nada más a la masa. No mezclar demasiado.
8. Colocar en molde o moldes  engrasados y llevar a horno 170 grados C. (Los moldecitos de aluminio que utilizo no necesitan engrasarse)... Aprox. durante 1 hora en el horno. o hasta que luzcan doraditos y al pincharse el palillo salga limpio.
9. Dejar enfriar sobre una rejilla y decorar al gusto.






Estos ponqués los he hecho en repetidas ocasiones en casa para obsequiar a amigos e incluso para las actividades de la escuela de los chicos... son siempre un éxito!!  Y yo siempre me devoro uno enterito yo solita... jaja

jueves, 14 de noviembre de 2013

Monkey bread con salsa de caramelo




Es un pan que siempre había querido hacer, pero por temor a que ocurriera lo que ocurrió, no hacía…. Devorarlo sin pensarlo dos veces  jaja…  bueno, pero ahora que lo he probado, merece su lugar aquí en mi blog...

Me tropecé justo con esta receta en inglés y, no sé si fueron las fotos, la redacción, el blog en sí o la palabra caramelo, pero algo me convenció de que era hora de intentarlo y entregarme al dulce placer de un pan súper calórico y exquisito…

A qué sabe? Mis hijos apenas los probaron dijeron “cinnamon rolls”, o rollos de canela, pues sí, es algo así … pero en una presentación totalmente diferente y atractiva…—canela, mantequilla, nueces, caramelo… realmente una delicia ^_^



Con la receta a continuación salieron estos monkey breads, o panes de mono, de las fotos –uno grande en un molde de bundt con capacidad de 10 tazas y dos pequeños…Si su molde es un poco más grande puede hacer un solo pan. No podemos llenar el molde a full capacidad porque recordemos que crece tanto durante la fermentación como en el horno… así que la mitad o máximo ¾ partes. Cualquier molde serviría, así que no hay que limitarse por no tener un molde para bundt.

La masa se prepara con el método directo, y luego refrigeramos una noche. Al principio es un poco pegajosa, pero muy elástica, y tras el período de refrigeración, lo que se conoce como fermentación retardada, adquiere una consistencia mucho más manejable. A la hora de hacer las bolitas de masa, es recomendable enharinarse un poco las manos para que no se peguen a las manos. Un tip --Si haces las bolitas con movimientos rápidos de ambas manos, notarás que no se pega a las manos, ahora si lo haces lento la masa tiende pegarse.



Monkey bread es un pan de origen estadounidense…  no he averiguado por qué se llama así, pero yo estoy segura que todos, grandes y chicos, embriagados por el maravilloso aroma brincaremos como monitos desesperados por pellizcarlo y comerlo cuando veamos esa maravillosa y provocativa corona dorada bañada en el delicioso caramelo frente a nosotros.

Notas: Pueden consultar la receta original en inglés en tazas aquí.
La receta a continuación está adaptada y tiene cambios hechos por mí, también está en gramos. Se usa harina normal o harina para todo uso, pero si quiere usar harina de panadería, recuerde que la cantidad de líquidos deberá adaptarse al tipo de harina.
Si lo desea menos dulce, puede usar sólo la mitad de la salsa de caramelo.
Es importante leer toda la receta antes de ponerse manos a la masa ^^


Un afectuoso saludo y feliz día!!! ^_^


Ingredientes:
Para la masa:
600 g harina (harina para todo uso)
100 g agua (temperatura ambiente)
200 g leche líquida (temperatura ambiente)
60 g mantequilla sin sal derretida  a temperatura ambiente (no caliente)
50 g azúcar
2 huevos (aprox. 100 g sin cáscara)
6 g levadura seca instantánea
7 g sal


Para la cubierta de mantequilla, azúcar y canela:
110 g mantequilla derretida sin sal
200 g azúcar morena (o blanca como en la receta original)
1 a 1,5 cucharada de canela molida

Nota:   La mantequilla se derrite y reserva; y el azúcar y la canela se mezclan y reservan. No combinar la mantequillla con la mezcla de azucar y canela. Se usan de manera separada.

Otro ingrediente adicional: 
3/4 taza de nueces picaditas 

Nota: Estas se las puse al ojo, creo que puse una taza completa, porque me encantan las nueces ^^ Las colocaremos alternadas con las bolitas de masa en el molde.

Para la salsa de caramelo:
110 g mantequilla sin sal
1 taza de azúcar morena
3 cucharadas de crema de leche o nata fresca

Nota: Se puede preparar cuando el pan está en el horno, o si lo hace con antelación y se endurece un poco, recalentarla en el microondas por unos segundos para que se ablande y poder bañar el pan.

Preparación de la salsa de caramelo: Se derrite la mantequilla, y en una ollita a fuego bajo- mediano, se le agrega el azúcar, revolviendo constantemente con una cuchara de madera, se deja hervir durante unos 3 a 4 minutos (no más de ese tiempo), se agrega la crema de leche o nata y se baja del fuego de inmediato, revolver muy bien, y listo tendrá la salsa de caramelo. Reservar.


Elaboración:

1.       En la amasadora o manualmente:  colocar todos los ingredientes en el bol (asegurándose siempre de que la sal no toque la levadura porque la daña), y de inmediato  amasar hasta que la masa luzca elástica y brillante. La masa es un poco pegajosa, por lo que en el proceso se puede detener un par de veces la máquina para raspar la masa que se adhiere a las paredes.  No amasar en exceso. 
2.       Colocar la masa en una mesa ligeramente enharinada, y con manos enharinadas, darle forma redonda o de bola, y llevar a un envase ligeramente engrasado (yo meto la masa en una bolsa plástica de cocina que ha sido previamente engrasada con un poquito de aceite). Tapar o cerrar la bolsa en mi caso, y llevar al refrigerador durante 8 horas o una noche. (Yo he dejado un poco más, aprox. 12 horas)
3.       Al día siguiente, antes de sacar la masa del refrigerador, preparar los ingredientes de la cubierta de mantequilla, azúcar y canela. La mantequilla derretida en un bol, y el azúcar y la canela mezclados en otro. También enmantequillar ligeramente el molde o los moldes que utilizaremos para hacer los panes o el pan.
4.       Sacar la masa del refrigerador y con la masa así fría, cortar trocitos pequeños y hacer bolitas, de aproximadamente 2,5 a 3 centímetros de diámetro… Puede hacerlo perfectamente al ojo, no hay que ser tan estricto aquí.
5.       Se van pasando las bolitas por la mantequilla derretida a temperatura ambiente,  luego por la mezcla de azúcar y canela molida, y se van colocando en el molde. Puede hacerlo de una en una, de dos en dos, o más bolitas… como le parezca más práctico.
6.       Una vez esté colocada la mitad de las bolitas en el molde, esparcir un poco de nueces picaditas. Colocar la otra parte de las bolitas.
7.       Dejar reposar aprox. 45 minutos.
8.       En este momento, se coloca una parte de la salsa de caramelo por encima  de la masa ya levada (la salsa de caramelo debe estar a temperatura ambiente)  (la cantidad dependerá de la cantidad de panes que vaya a hacer, yo he dividido en tres moldes, uno grande y dos pequeño), reservando la otra mitad de la salsa para bañar el pan una vez salga del horno. Otra opción es reservar la salsa de caramelo solamente para bañar el pan una vez listo. Queda igual rico, sólo menos dulce.
9.       Llevar al horno que ha sido previamente precalento a 175 C durante 30 a 35 minutos. (En mi caso los pequeños estuvieron listos a los 25 minutos, y el grande 35 minutos). Esté pendiente porque cada horno es diferente.
10.   Sacar del horno, desmoldar sobre una rejilla y bañar con la salsa de caramelo restante.
11.   Preferiblemente, dejar enfriar totalmente antes de consumir ^^




jueves, 26 de septiembre de 2013

Bagels al aroma del pesto




Ya alguien me haló las orejas por no haber actualizado el blog!!!

Adoro los bagels!!! y estos los tenía pendientes de hacer desde que los hicimos en clase hace más de un año... la receta la tenía colgada en la puerta del refri y la veía y la veía... ya nada que los hacía...
Hace una semana, en la tienda de alimentos orgánicos mirando las hortalizas vi el paquetito de hojas frescas y verdes de albahaca y de inmediato recordé la receta colgada en la puerta de mi refri...
Contentica llegue a casa a hacer los bagels... y que pasó? desapareció la receta que tanto tiempo estuvo allí colgada... :(   


Piñones en primer plano y la masa lista para incorporar la albahaca picadita.

Días después la pedí nuevamente a mi profe Jenny, quien amablemente me la hizo llegar y sin esperar ni un segundo decidí elaborarla y colgarla aquí en el blog para que no se extravíe más nunca y la puedan disfrutar todos ustedes también amantes de los bagels... o no, pues recomiendo probarla... por supuesto :D

Con esta receta salen 4 bagels, así que si lo desean pueden duplicar la receta para hacer 8, ya que es el mismo esfuerzo... Yo los he amasado a mano y disfruté mucho el contacto con la masa pues generalmente uso la amasadora para la mayoría de mis panes... amasar a mano es terapéutico... golpear la masa contra la mesa desestresa jajaja... y ver la masa como se torna sedosa, manejable una vez el gluten comienza a desarrollarse es simplemente maravilloso... tan mágico como ver la masa levar y transformarse en ricos pancitos...

Para los que se preguntan qué es pesto? Es una rica salsa italiana de color verde que generalmente acompaña pastas... con ingredientes como la albahaca fresca y tierna, piñones, queso parmesano, aceite de oliva y ajos... nuestros bagels llevan todo eso, menos el ajo¡¡¡

Sin más, y esperando que todos se encuentren bien, y feliz de estar de vuelta por aquí compartiendo algo rico... me despido y les dejo la receta de mi profe Jenny con su permiso.


Ingredientes:
Para 4 unidades de 100g aprox

250 g harina panadera
15 g azúcar
4 g sal
3 g levadura seca instantánea
150 g agua fría
10 g aceite de oliva
10 g albahaca fresca
10g piñones (pinenuts)

1 cucharada de queso parmesano rallado (se coloca justo antes de hornear)

Para hervir los bagels:
1500 g agua
50 g azúcar
(Yo uso aprox. la mitad si hago sólo 4 bagels, la idea es que los bagels puedan hervirse cómodamente en una ollita profunda)

Elaboración:



Masa lista para agregar los piñones, masa boleada y reposando, formado de los bagels, bagels reposando, hirviendo cada bagel 25 segundos por lado, justo antes de hornear se espolvorean o rebosan con queso parmesano

1. Cortar las hojas de albahaca fresca en trocitos pequenitos, eliminar los tallitos duros. 
2. Amasar todos los ingredientes, menos la albahaca, los piñones y el queso. En esta oportunidad he amasado a mano, también puede usar la amasadora, hasta que la masa luzca sedosa y no esté pegajosa. Luego, incorporar la albahaca y amasar bien hasta que se haya distribuido bien.
3. Estirar un poco la masa e incorporar los piñones, doblar sobre si las masa hasta que estén bien distribuidos.
4. Formar una bola, colocar en un envase ligeramente engrasado con aceite, tapar y dejar reposar entre 40 a 60 minutos a temperatura ambiente hasta que duplique su tamaño. (Yo la he dejado 30 minutos a temperatura ambiente y unas dos horas en el refri. La he sacado del refri y después de unos 15 minutos continué con el siguiente paso.)
5. Dividir la masa en 4 porciones idénticas de aprox. 100 g cada una. Bolear o formar bolas y dejar reposar durante 15 minutos.
6. Formar los bagels: yo lo hago como en la tercera foto del collage arriba, estiro la masa con las manos para formar un bollo alargado de aprox.15 cm y con el rodillo estiro uno de los extremos, formo el aro y sello muy bien los bordes con la masa del extremo estirado. Luego, con los dedos en el centro del aro se termina de formar bien el aro dejando un espacio suficientemente grande en el centro, pues al hervirse y luego fermentar se reducirá. Otra manera de formarlos es simplemente abriendo un hoyo con los dedos en el centro de la bola de masa y estirar cuidadosamente la masa girándola al mismo tiempo que se va estirando hasta lograr la forma y tamaño deseado.
7. Colocar sobre una bandeja y dejar reposar 15 minutos más. Durante este tiempo colocamos el agua y el azúcar en una ollita profunda y ponemos a hervir.
8. Pasados los quince minutos, hervir uno a uno los bagels, aprox. entre 20 y 30 segundos por lado. Retirar de inmediato del agua y colocar sobre la bandeja donde se hornearán.
9. Rápidamente colocar un poquito de queso parmesano por encima de cada bagel. También puede pintar los bagels con un poco de huevo batido si desea que queden de color más dorado, y luego se les espolvorea el queso. Yo no lo he puesto huevo.
10. Llevar al horno que ha sido previamente calentado, y hornear durante 25 a 30 minutos aproximadamente, a temperatura de 175 C.
11. Una vez obtengan color ligeramente dorados, retirar y dejar enfriar sobre una rejilla.
Buen provecho¡¡¡










Desayunando frente al monitor de la computadora....relleno con queso y huevo frito.
Con salmón y queso crema son una delicia también¡¡


martes, 18 de junio de 2013

Muffins de avena y manzana




Sigo con las manzanas!! Ultimamente como he estado tratando de comer un poco más sano me he dedicado a probar recetas con ingredientes menos pecaminosos, menos dulces y menos grasosos, con más fibra. Soy fan de la avena desde que era niña, y me encanta la manzana en tortas y dulces y pies... así como la torta de manzana de la entrada anterior... pero buscando una opción más sana con esta rica fruta para esos días en los que queremos cuidarnos, encontré ésta.

Estos muffins me parecieron fantásticos- sanos, húmedos, aromáticos y esponjosos- los he hecho varias veces y compartido con mis amigos del gym... quienes están fascinados y los adoran!!

Aquí les dejo la receta que no tiene nada de dificultad... En cuanto a los ingredientes, por ej. el aceite de coco, que yo he venido reemplazando en casi todas las recetas que llevan aceite vegetal, porque es un aceite según los estudios y artículos que he leído recientemente es muy sano y tiene muchas propiedades, pues, si no lo tiene, puede usar cualquier aceite vegetal que le apetezca.




Espero que los disfruten tanto como yo.... Buena semana para todos!
XOXO

Ingredientes:

Para aprox. 12 muffins de tamaño regular


1 ¼ taza harina integral

1 ¼ taza hojuelas de avena (o mitad hojuelas y mitad harina de avena)

1 cucharadita polvos de hornear tipo royal

½ cucharadita bicarbonato de soda

¼ cucharadita sal

½ cucharadita canela en polvo

¼ cucharadita de cardamomo en polvo (No le puse)

1/8 cucharadita de jengibre en polvo (No le puse… En su lugar le puse clavos de olor en polvo)

1 taza de compota de manzana sin azúcar añadida (applesauce, ya sea casera o comercial)

½ taza leche desgrasada o baja en grasa con 1 cucharada de zumo de limón (mezclar ambos y dejar reposar unos minutos antes de integrarlo a la mezcla. La receta original usa leche de coco en lugar de leche desgrasada, también puede usarse buttermilk)

½ taza azúcar morena o negra

2 cucharadas aceite de coco derretido (Puede usar cualquier otro aceite vegetal )

1 huevo ligeramente batido

½ cucharadita extracto de vainilla

2 manzanas pequeñas picadas en trocitos (Yo usé una grandecita con la piel incluida)

Un poquito de azúcar para decorar (opcional)



Elaboración:



 
1. En un bol, mezclar muy bien harina, avena, polvos de hornear, bicarbonato de soda, sal, canela y especias.

2. En otro bol, combinar bien compota de manzana, la mezcla de leche y limón, azúcar, aceite, huevo y vainilla.

3. Agregar los ingredientes líquidos a los secos, y mezclar sólo hasta que los secos estén humedecidos y no se vean restos secos.

4. Agregar las manzanas picaditas y mezclar muy ligeramente. La mezcla no se puede batir ni mezclar demasiado. Todo se hace manualmente y rápidamente.

5. Llenar los moldes de muffins que deben estar previamente preparados. Yo uso los de papel que no necesitan de ninguna preparación, sólo colocarlos sobre una bandeja. Puede hacerlos directamente en los moldes de metal con las cápsulas de papel, o sin las cápsulas pero ligeramente engrasado para que no se peguen.

6. Espolvorear un poquito de azúcar por encima si gusta, y llevar al horno debidamente precalentado a 180 C, durante 15 a 20 minutos aprox. La temperatura y el tiempo final de coccion dependerá de su horno. Como siempre recomiendo, hay que conocer el horno y comprobar si está listo o no. Si le falta, se va dejando un par de minutos y así hasta que se vea que comienzan a dorar ligeramente.

7. Sacar del horno, dejar reposar sobre una rejilla hasta que enfríen y buen provecho!!!




jueves, 6 de junio de 2013

Bizcocho de manzanas



Los chicos finalizando clases- la princesa de la casa graduándose de secundaria y para la U...más independiente que nunca, el más chiquitín graduándose de especialista en artes de kindergarten, así dice el ¨título¨ que le entregan en el colegio, jijiji.... un contraste... y miles de motivos para hornear y hornear con tantas actividades y celebraciones. Este bizcocho de manzana es uno de mis favoritos para llevar a esas ocasiones... Es una adaptación del bananas & cream bundt que es una súper delicia y pueden ver en el exquisito blog El Rincón de Bea, un espacio que desde hace mucho tiempo ha sido fuente de inspiración.

La sustitución de la banana por manzana fue una ocurrencia de momento cuando haciendo una serie de bizcochos el año pasado para una actividad escolar de mi hijo J... de pronto pensé en mezclar lo mejor de dos recetas que me encantan, así tenemos la textura suave y húmeda del bananas & cream bundt y el delicioso aroma de la manzana ligeramente cocida con canela, del bizcocho de manzana que aprendí en clases hace algún tiempo con una presentación bastante tradicional que siempre me ha parecido muy atractiva. Así que no es ninguna invención, pero como sea, vale la pena probar y compartir.



Esperando que estén pasándola muy bien al momento de leerme y si no, bueno, recordemos que después de la tormenta siempre sale el sol... espero que esta entrada les alegre un poco la vista y les anime a preparar algo rico y reconfortante.

Cariños~


Ingredientes:

75 g. mantequilla a temperatura ambiente
250 g. azúcar
2 huevos grandes a temperatura ambiente
1 cucharadita extracto o esencia de vainilla
260 g. harina todo uso
1 y 1/4 cucharaditas polvos de hornear (tipo royal)
1 cucharadita bicarbonato de soda
1/2 cucharadita sal
250 ml. nata o crema fresca (sour cream/creme fraiche) a temperatura ambiente


Maceración de manzana:
Dos manzanas medianas cortadas en cuadritos
1/2 cucharadita de canela
1 cucharada de azúcar


Decoración:
2 manzanas cortadas en lonjas para decorar
un poco de mermelada de albaricoques, o almíbar o miel para pincelar la parte exterior del bizcocho después de hornear



Elaboración:




Maceración de manzana:
Picar las manzanas en trocitos y agregar la canela y azúcar, mezclar bien y llevar a microondas durante 1 minuto para que se suavicen un poco (No es necesario más tiempo)
. Dejar enfriar y reservar.

El bizcocho:
1. En un bol tamizar la harina, polvos de hornear, bicarbonato de sodio, sal y reservar.
2. Batir la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla haya blanqueado y quede esponjosa (Aproximadamente unos 3 minutos a velocidad media con batidora eléctrica)
3. Añadir los huevos y uno a uno, a velocidad baja. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado. Incorporar la vainilla y el líquido que hayan soltado las manzanas maceradas en canela y azúcar.
4. Añadir un tercio de la harina y batir justo hasta que se haya incorporado.
5. Añadir la mitad de la crema o nata fresca (sour cream) y continuar alternando con la harina hasta que hayamos terminado.
6. Agregar la maceración de manzana (a temperatura ambiente) y mover ligeramente sólo hasta incorporar.
7. Colocar la mezcla en dos moldes alargados para ponqué (como los de mi foto) que han sido recubiertos previamente con papel para horno o encerado. La receta original es para un molde de bundt de 25 cm. También puede usar el molde que le parezca conveniente, recuerde enmantequillar y enharinar correspondientemente si no usa papel de horno o encerado.
8. Colocar lonjas de manzana por toda la superficie si lo desea tal como lo he hecho yo.
9. Llevar a horno precalentado a 170-175 C aprox. 50-60 minutos hasta que al hacer la prueba del palillo compruebe que sale seco.
10. Sacar los moldes del horno y colocarlos sobre una rejilla durante 15 minutos. En este momento puede colocar con una brocha de cocina un poco de mermelada o almíbar ligero o incluso miel sobre la capa de manzanas en lonjas para darle brillo. Pasados los 15 minutos desmoldar cuidadosamente. Dejar enfriar completamente antes de consumir.